Estereotipos de género: un retroceso para la ciencia

Estereotipos de género: un retroceso para la ciencia

De 2,570 integrantes de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), sólo 615 son mujeres, según datos del propio organismo.

Este 24% de participación de las mujeres en el desarrollo científico de este país podría deberse a un mal que por décadas ha frenado el crecimiento de la población femenina en el universo de la investigación: los estereotipos de género.

Relacionado: Mujeres indígenas encabezan crecimiento de sus comunidades con becas de posgrado

A pesar de que a los científicos se les suele asociar con el entendimiento, la observación y la objetividad, las mujeres de ciencia tampoco se escapan de los estereotipos, y eso preocupa a la sociedad.

En el marco del Foro Consultivo Internacional ‘Diseño de una Metodología para la Enseñanza de las Ciencias con Perspectiva de Género en Preescolar’, la doctora Rosaura Ruiz Gutiérrez, bióloga, catedrática, investigadora y académica de la UNAM, reveló algunos datos vergonzosos sobre la comunidad científica internacional.

Tim Hunt, ganador del Premio Nobel de Fisiología 2001, aseguró alguna vez que la presencia de las mujeres en los laboratorios implicaba un enamoramiento y una reacción de lágrimas por parte de ellas cuando se sentían criticadas.

Esta desatinada opinión llegó de una de las mentes más brillantes de la ciencia, misma que Ruiz Gutiérrez criticó durante la conferencia ‘Ciencia y educación: hacia una enseñanza sin estereotipos de género’.

Al respecto, la investigadora declaró:

La participación de la mujer en el ámbito científico no puede trivializarse sino que al contrario, tiene que ir acompañada de la destrucción de modelos tradicionales que también afectan la ciencia en sí misma

Durante su ponencia, Ruiz Gutiérrez recordó que los estereotipos de género no deben ser combatidos solo en la escuela, sino también en la casa, donde los padres suelen imponerles roles sociales a sus hijos en relación a su género desde una edad muy temprana: muñecas pasivas para las niñas y colecciones de construcción y figuras de acción de aventureros héroes para los niños.

‘Tenemos estereotipos y hay que cambiarlos no solo en la escuela sino también en la casa. Podemos verlo en los propios juegos que se comercializan para niños y niñas. La problemática se agrava sí, con las niñas y más si son indígenas, pero en general también hay que combatir los estereotipos que sufre la ciencia en general, es decir, impulsarla y favorecer que los profesores y profesoras se eduquen mejor y no solo en ciencias, también en disciplinas como literatura o arte’

Con el fin de incluir más a las mujeres en todos aspectos de la sociedad, incluido el del desarrollo científico, hay que trabajar muy de cerca con  los padres de familia, así como exigir cambios estructurales en las políticas de gobierno para impulsar el acercamiento de las niñas a las ciencias.

Hacia el fin de su ponencia, la investigadora hizo hincapié en el rol que debe jugar la clase política para reconocer el valor de la ciencia para el desarrollo de un país.

Así como la doctora comentó, el fin de los estereotipos comienza en casa y por esa razón te preguntamos: ¿Tú cómo combates los prejuicios de género?

También te interesará: Estos alumnos del IPN quieren mejorar el sistema del metro en la CDMX



Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados