Esta mexicana transforma el excremento de animales en energía

Esta mexicana transforma el excremento de animales en energía

Excremento para unos, alternativa de energía para otros…

Gabriela Romero Arenas, ingeniera en sistemas ambientales del IPN, desarrolló un contenedor hermético, impermeable y térmico que transforma el excremento de ganado en biogás, conocido como biodigestor y que puede ser una alternativa de energía para las comunidades rurales.

Comúnmente el excremento es recolectado para usarse como abono, pero esta mexicana vio en el una forma de ayudar a las comunidades rurales y emplearlo en la cocina o como medio de calefacción después de un debido proceso químico.

El biodigestor de 10 metros de largo por uno y medio de ancho, funciona al día con aproximadamente 40 kilos de residuos, equivalente al excremento de dos vacas o cinco puercos, mismos que se mezclan con agua a 70% de la capacidad del contenedor.

Tras el proceso de fermentación, el excremento se transforma en biogás y sale por una manguera dirigida a la cocina y finalmente a un quemador. Los biodigestores comerciales son más grandes y caros que el de Gabriela. Su invento tiene un vida útil de 10 años y los usuarios pueden encargarse del mantenimiento.

Quizá te interese: Ella es la mexicana que dirige el Instituto Pasteur de salud de Francia

Síguenos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.



Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados