Empresario organiza un concurso educativo con un premio de $8 mdd

Empresario organiza un concurso educativo con un premio de $8 mdd

Todo empezó cuando Charles Chen Yedan era un niño que vivía con su padre y su abuela en una remota región de China.

Su abuela, a pesar de ser analfabeta, siempre insistió en que su hijo recibiera una educación que le facilitara su futuro. Desde entonces, Charles ve la formación académica con veneración.

Relacionado: ¿Quién se lleva el premio del país con el internet más rápido del mundo?

Lejos de aquellos humildes orígenes, Charles amasó una fortuna que lo ha catapultado como uno de los hombres más ricos del país asiático. Tras el éxito de su empresa Tencent, el magnate se dedicó a las labores altruistas.

Una de ellas, su preferida, es el Yidan Prize, un concurso en el cual se premia las mejores propuestas para mejorar la calidad de las instituciones educativas de su país.

Es tal el respeto de Charles por la educación de las próximas generaciones de chinos, que su premio es uno de los más jugosos del planeta: 8 millones de dólares para quien proponga el modelo educativo más prometedor.

Durante la edición de este año, el magnate ofrecerá el premio a dos afortunados ganadores que encuentren la manera de mejorar la forma en la que los jóvenes aprenden y se superan a sí mismos.

Los participantes vienen de universidades e instituciones educativas de todos los calibres; desde el MIT de Estados Unidos hasta las pequeñas escuelas regionales de China.

Una de las probables motivaciones de que Charles destine parte de su fortuna al futuro de su país, es la presión que él sintió cuando presentó los exámenes gaokao, que se realizan en China para ingresar a la universidad.

Tras haber superado ese reto, el ahora magnate egresó como químico especializado de la Universidad de Shenzhen y realizó una maestría en derecho económico en la Universidad de Nanjing.

Su preparación le permitió fundar Tencent, una de las firmas más valiosas de su nación, misma que ofrece servicios de entretenimiento y telefonía celular a millones de chinos.

Ahora que Charles se ha retirado de las labores de su empresa, se dedica a forjar las próximas generaciones de magnates.

También te interesará: David Valle, un youtuber candidato al premio Nobel de Educación




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados