Las razones por las que los empleos en Europa ya son de menos de 8 horas

Las razones por las que los empleos en Europa ya son de menos de 8 horas

Millones de trabajadores a lo largo y ancho del planeta llevan casi un siglo trabajando bajo el régimen de jornadas laborales de 8 horas diarias.

Este es fue el resultado de varias décadas de luchas sociales que buscaban balancear la vida laboral con el tiempo suficiente para dedicarse a los pasatiempos, la familia y la sana convivencia en los centros urbanos del planeta.

Relacionado: Pregunta esto en tu entrevista de trabajo para saber si serás infeliz en él

Desde 1817 se ha hablado de una rutina diaria de ‘ocho horas de trabajo, ocho de recreación y ocho de descanso’, y desde 1919 esta premisa es seguida, en mayor o menor grado, por la mayoría de las sociedades modernas de forma oficial.

Sin embargo, existe una nueva ola de teoristas laborales que están seguros que la clave para elevar la productividad a nivel mundial no es manteniendo una doctrina de principios del siglo pasado, sino adoptando una nueva cultura del trabajo.

A más de tres años de que se ratificara la jornada semanal de 48 horas por 52 naciones, el diario The Guardian publicó un artículo en el que se exponen casos en los que varias empresas comienzan a adoptar días laborales, no de 8, sino de seis horas.

El resultado, según los estudios, son empleados más motivados y felices, lo que se traduce en tiempo mejor aprovechado y niveles de productividad pocas veces vistos.

Entre los beneficios divulgados por el artículo destacan reducción de la rotación de personal, aumento de la productividad, disminución en los errores cometidos durante el trabajo y bienestar general entre los empleados.

La clave de esta nueva forma de trabajar es hacerle saber al trabajador que tiene tiempo para sí mismo, para desarrollar un pasatiempo, pasar gran parte del día con la familia y saber que tiene el resto del día para estudiar una nueva lengua o aprender un deporte.

Los turnos de 6 horas han sido adoptados por empresas como la rama sueca de la automotriz japonesa Toyota, donde llevan más de una década con horarios que van de las 7 de la mañana a las 4 de la tarde.

Los resultados fueron niveles de eficiencia que generaron ganancias 25% mayores a las de años anteriores.

Recordemos que además de las 8 horas diarias que los empleados tienen que soportar de lunes a viernes y, en algunos casos, de lunes a sábado, hay que sumarle los largos periodos de traslado entre el lugar de trabajo y sus hogares, lo que incrementa los niveles de estrés y las enfermedades relacionadas con estos.

Mientras tanto, en México, el magnate Carlos Slim, ha sido el principal partidario de las semanas laborales de 3 días para incrementar la productividad de los empleados. Sin duda, una propuesta valiente que valdría la pena experimentar.

Quizá la calidad de vida de millones de personas en el mundo dependan de esta nueva estrategia.

También te interesará: Las 10 habilidades que necesitas para conseguir un trabajo en 2017

 




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados