La ciencia confirma que ser atractivo sí ayuda en el trabajo

BizNext
BizNext
Netlog

Sí, ser atractivo ayuda a que un empleador te considere más capaz e incluso llegue a ofrecerte un mejor salario por el mismo trabajo que haría alguien considerado ‘feo’.

Esto es lo que los sicólogos sociales llaman ‘el efecto halo’ o la tendencia a pensar que alguien con un físico agradable tiene más cualidades que los demás.

A pesar de que los especialistas en recursos humanos suelen evitar este tipo de prejuicios, hay algo en su cerebro que asocia pulcritud, profesionalismo, estabilidad mental y amabilidad en las personas ‘guapas’, lo que, casi de forma inconsciente, determina su decisión de reclutamiento.

Existen estudios como el conducido por el sicólogo de la Universidad de Texas, Daniel Hamermesh, que determinaron que un profesional de apariencia genérica gana aproximadamente 230 mil dólares menos en un año que un colega más ‘agraciado’.

Sin embargo, existen otros factores que afectan el desarrollo de un empleado en su trabajo. Descúbrelos en el video de abajo:


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados