¿Qué es una deducción de inversiones y para qué te sirve?

¿Qué es una deducción de inversiones y para qué te sirve?
Netlog

Las personas físicas o morales con ingresos menores a 100 millones de pesos tienen derecho a la deducción inmediata de sus inversiones en bienes nuevos de activo fijo.

Esto significa que mientras no rebasen la cifra antes mencionada por su actividad empresarial y profesional, siempre podrán obtener este beneficio con porcentajes de retorno bastante jugosos.

Relacionado: Trump quiere que más empresas regresen sus inversiones a EU

La deducción de inversiones facilita mucho la decisión de usar cierta cantidad de dinero para multiplicarlo a mediano o largo plazo, en especial para quienes aún no están seguros de hacerlo.

Eso sí, si se invierte una suma en una empresa pero se usa para comprar mobiliario o equipo de oficina, la deducción de inversiones podría no aplicar, pues estos son bienes de activo fijo no identificable.

Serás beneficiario de la deducción si tú o tu empresa reúnen los requisitos que la ley del ISR explica detalladamente en el sitio del SAT.

El monto original de la inversión se podrá ajustar multiplicándolo por el factor de actualización correspondiente al periodo comprendido desde el mes en el que se adquirió el bien y hasta el último mes de la primera mitad del periodo que transcurra desde que se efectuó la inversión, y hasta el cierre del ejercicio de que se trate.

El producto que resulte conforme al párrafo anterior se considerará como el monto original de la inversión, al cual se aplica el por ciento a que se refiere el artículo Primero del Decreto por cada tipo de bien.

Se considerará ganancia obtenida por la enajenación de los bienes al total de los ingresos percibidos por la misma.

Cuando los bienes se enajenen, se pierdan o dejen de ser útiles, se podrá efectuar una deducción por la cantidad que resulte de aplicar al monto original de la inversión –ajustado con el factor de actualización correspondiente al periodo comprendido desde el mes en el que se adquirió el bien y hasta el último mes de la primera mitad del periodo en el que se haya efectuado la deducción señalada en el  Decreto– los por cientos que resulten conforme al número de años transcurridos desde que se efectuó la deducción citada y el por ciento de deducción inmediata aplicado al bien de que se trate.

Deducir tus inversiones no sólo hace más atractiva la fascinante idea de usar tu dinero para multiplicarlo, sino que también incentiva la competitividad de las empresas, la creación de nuevos empleos y el fortalecimiento de la economía en México.


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados