No sabía nada de moda, pero hizo millones fabricando ropa

No sabía nada de moda, pero hizo millones fabricando ropa
Netlog

José Neves, cabeza de la casa de modas Farfetch, se enamoró de la industria de la confección a través de una de sus pasiones más grandes, la tecnología.

Licenciado en economía por la Universidad de Porto, Portugal, Neves solía desdeñar todo lo relacionado con la moda… hasta que creó un sistema para administrar empresas que se dedicaban a la fabricación de calzado y ropa.

Relacionado: Multimillonario mexicano tiene tres ‘depas’ en la Trump Tower de NY

Poco a poco se fue dando cuenta de la versatilidad de la industria de la confección y de su potencial como negocio internacional, especialmente a través de tiendas virtuales.

La combinación de la nueva pasión y su afán por vivir en Londres, llevaron a Neves a crear Farfetch, una empresa dedicada a distribuir los productos diseñados por empresas independientes en todo el mundo.

Farfetch

Hoy, como relata un artículo de la BBC, la empresa de Neves tiene una valor de $1,500 millones de dólares y sus ventas en línea alcanzaron los $512 mdd en 2015.

El sueño de Neves se materializó en 400 puntos de venta presentes en 38 naciones.

Gracias a Farfetch, decenas diseñadores independientes de todo el mundo pueden aspirar a que sus productos sean comprados en países tan lejanos como Japón, México o Nepal.

Sin embargo, la empresa de Neves no surgió de la noche a la mañana, sino que fue el resultado de dos décadas de desarrollo y trabajo.

Cuando Neves era aún un joven idealista que se dedicaba a atender Grey Matter, su negocio de software, tomó la decisión de crear Swear, su primera incursión en el mundo de la moda y el calzado. Aquellos días le pertenecieron al ya lejano año de 1994.

Swear

Luego de un año de arduo trabajo, Swear se mudó a Londres, a un pequeño almacén que le permitió expandir sus operaciones a más rincones del mundo.

Algunos años después Neves inauguró una tienda de ropa, cuyo éxito le permitió acumular la experiencia necesaria para comenzar a forjar una expansión aún más ambiciosa, esta vez en el terreno de las ventas en línea.

No fue sino hasta seis años después que la idea de Farfetch nacería de la combinación de dos áreas que Neves dominaba muy bien: las compras por internet y la moda.

El sueño del portugués le da empleo a más de mil personas

N3v35

Desde entonces, el joven emprendedor ha cumplido cada uno de sus sueños: vivir en Londres, trabajar en lo que le gusta y ayudar a diseñadores independientes, y todo mientras hace millones de dólares.

También te interesará: Mexicano crea app para evaluar daños post-sismo en edificios

 

 

 

 


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados