La historia de cómo los teléfonos se volvieron tan inteligentes

La historia de cómo los teléfonos se volvieron tan inteligentes
Netlog

Hace diez años no existía el concepto de smartphone, pero un grupo de diseñadores logró dar el salto que la telefonía celular necesitaba con urgencia.

En diciembre de 2007, la gente seguía usando teléfonos móviles para hacer llamadas, enviar mensajes y, quizá, disfrutar de algún videojuego primitivo.

Relacionado: La historia del niño que murió en los brazos de Santa Claus es falsa

Sin embargo, una vez que el primer iPhone fue anunciado, el mundo de la comunicación dio un giro de 180 grados.

A partir de entonces, los teléfonos no podían darse el lujo de ser simplemente un teléfono, sino que ahora necesitaban ser computadoras, consolas de videojuegos y centros integrales de comunicación.

La mayoría sentimos que le debemos este salto cuántico tecnológico a Steve Jobs y a Jony Ive, diseñador en jefe de Apple, por la creación del iPhone, el llamado ‘primer smartphone de la historia’, pero la realidad es que las innovaciones que permiten que hoy tengamos una computadora súper avanzada en el bolsillo, son más la unión de varias tecnologías ya existentes que el resultado de la ‘genialidad’ de un puñado de personas.

Antes los teléfonos sólo eran ‘teléfonos’ y nada más

SmartStory1

Mariana Mazzucato es una economista que realizó una lista de 12 tecnologías que hicieron posible la creación de los smartphones como los conocemos hoy en día.

Los microprocesadores, los avances en los chips de memoria, las unidades de almacenamiento de estado sólido, las pantallas LCD (cristal líquido) y las baterías de litio ionizado, son la base tecnológica sobre la cual se desarrolló el iPhone.

Además, la existencia previa de redes inalámbricas a internet y Bluetooth permitieron darle a los teléfonos el mote de ‘inteligentes’ ya que, sin conexión wifi o de datos móviles, un teléfono sólo es un teléfono y no un ‘smartphone’.

Científicos del CERN son responsables de las redes de internet

SmartStory2

Lo mismo con la existencia de lenguajes de programación como HTML que permitieron que podamos ver cualquier cosa en internet desde las pantallas de nuestros teléfonos.

Hablando de pantallas táctiles, Steve Jobs no fue su creador, sino que esta tecnología ya había sido desarrollada décadas atrás por científicos que buscaban mejorar los sistemas de radar existentes.

Por otro lado, el GPS, app casi obligatoria en cualquier smartphone, nació como tecnología militar que estuvo disponible al público en general sólo a partir de 1980.

El GPS fue tecnología diseñada con fines bélicos

SmartStory3

Incluso Siri, el asistente por voz de Apple por excelencia, fue el resultado de una investigación financiada por los militares y ejecutada por expertos de más de 20 universidades de todo el mundo.

Sobra decir que los de Apple no crearon Siri, sino que compraron la tecnología por una suma aún desconocida.

Lo que hizo Apple y Jobs para ‘cambiar el mundo de la comunicación’, no fue crear la tecnología que permitió el nacimiento de los smartphones, sino unir varias iniciativas que ya existían en un solo aparato que sirviera para mucho más que hacer llamadas y enviar mensajes SMS.

Steve Jobs fue el heraldo de la ‘era de los smartphones’ que vivimos actualmente

SmartStory

A partir de 2007, el mundo dejó de ver a los teléfonos móviles como simples herramientas de comunicación y comenzó a exigir que estos fueran más útiles, versátiles e inteligentes.

En 2017 se cumple una década de ‘la era de los smartphones’. ¿Cuál será el siguiente paso?

También te interesará: La increíble historia de emprendimiento de Walt Disney


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados