La negociación que nos tuvo al filo del asiento en Shark Tank México

La negociación que nos tuvo al filo del asiento en Shark Tank México

La segunda temporada de Shark Tank México está a punto de terminar y en el penúltimo capítulo conocimos a unos emprendedores decididos a tentar a los tiburones con un negocio verde.

Ellos son Entelequia y quieren combatir la contaminación generada por los envases de plástico y unicel que a diario se usan para transportar alimentos, incluso quieren acabar con el riesgo que representan los aros de plástico de tu six pack para los animales.

Los emprendedores Sergio Galindo, Elizabeth Nava y Francisco García se dedican a crear bolsas, platos, cubiertos, popotes y otros envases desechables con ingredientes biodegradables.

Los utensilios están elaborados con fibras de origen natural, como trigo, caña de azúcar, fécula de maíz y almidones. Además, están libres de toxinas y son resistentes a la temperatura y la humedad, por lo que puedes meterlos al refri, microondas o guardar una ensalada sin problema.

Todas estas virtudes abrieron el apetito de los ‘sharks’, hasta que llegó el momento de hablar de números: Entelequia pidió 8 millones de pesos a cambio del 8% de su empresa.

La valuación ahuyentó a los tiburones, pero Elizabeth no quería que soltaran el anzuelo y trató de convencerlos en uno de los intercambios más intensos e interesantes que hemos visto en la nueva temporada.

Si quieres saber en qué terminó su pitch, no te pierdas Shark Tank México este viernes a las 10:00 PM por Canal Sony. Además, en el capítulo de hoy podrás ver cómo lucirían los ‘sharks’ si tuvieran su propio cómic.

Quizá te interese: Estos emprendedores mexicanos quieren acabar con dos grandes problemas del país






Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados