#PrayForMexico Del terror en redes a la violencia social

#PrayForMexico Del terror en redes a la violencia social

El descontento social generado por el reciente gasolinazo provocó manifestaciones de rechazo en diversos lugares del país y en algunos puntos vandalismo. Sin embargo, hay una teoría que apunta a que se trató de una estrategia del gobierno para infundir temor, deslegitimar la protesta y después justificar el uso de la fuerza.

Las manifestaciones redundaron en saqueos, robo y actos de violencia que dejaron varios detenidos. Al día de hoy, según informó el Gobierno del Estado de México, un total de 430 personas fueron detenidas por saqueos en tiendas y establecimientos, mientras que en la CDMX se registraron alrededor de 76 robos.

Algunas de las zonas en donde se generaron los disturbios fue en gran parte de la zona norte del Estado de México, Ciudad de México, Querétaro, Tabasco, Veracruz y Quintana Roo.

Ante los actos violentos, las autoridades hicieron un llamado para mantener la calma y no hacer caso a rumores sobre grupos armados, quienes incitaron a la violencia generando miedo en la población.

Desde el anuncio del gasolinazo surgieron grupos desconocidos interesados en sembrar terror y desconfianza. Dichos grupos surgieron sin un origen claro y utilizando mensajes provocadores para llamar a la población a la protesta.

Fue a través de redes sociales como WhatsApp, Twitter y Facebook donde estuvieron circulando grabaciones con advertencias anónimas sobre que el Ejército o miembros de la policía orquestaban un golpe de estado, así como mensajes para causar disturbios y atacar a la población.

Desinformación y psicosis colectiva

El sitio Lo Que Sigue detectó que detrás de los llamados al saqueo de tiendas hay cientos de cuentas de Twitter de bots y trolls, uno de los analistas dijo al portal Sin Embargo que detectaron cerca de 485 cuentas empleando el hashtag #SaqueaUnWalmart y que varias de ellas están ligadas a otros ataques contra periodistas y activistas.

Aunque no se sabe con certeza quién está tras el grupo de cuentas, el mismo analista de Lo que Sigue las identifica como parte de la llamada “Secta Científica”, misma que colocó el hashtag como tendencia en la plataforma desde ubicaciones fuera de México.

La escritora Erin Gallagher compartió un pequeño estudio en el que identificó cuentas falsas replicando información del diario Excélsior sobre la detención de personas por saqueos a una gasolinera y una tienda Aurrera en Acolman, Estado de México.

El jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, indicó en entrevista radiofónica que la Policía Cibernética está investigando más de 1,500 cuentas activadas en la red social para convocar ataques a tiendas como Walmart.

Algunas organizaciones civiles señalaron que la propagación de los llamados a cometer actos vandálicos y de los rumores que generaron psicosis colectiva durante el 4 de enero forma parte de una estrategia del gobierno para infundir el temor a manifestarse contra el gasolinazo, deslegitimar la protesta y justificar el uso de la fuerza.

A juzgar por la información en diarios y portales informativos, la estrategia surtió efecto, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) registró 250 saqueos en ocho estados del país y el director de relaciones con Gobierno de la organización, Manuel Cardona, destacó en el programa Despierta la necesidad de hacer valer el Estado de derecho con “el Ejército si es necesario”.

¿Qué pueden hacer los ciudadanos?

Ante la incertidumbre respecto a la información compartida en redes sociales y plataformas de mensajería instantánea en este tipo de situaciones, estas son algunas recomendaciones a seguir antes de creer o replicar rumores alarmistas:

1. Identifica a la fuente

Antes de creer en un tuit, verifica quién lo publica y si la información es precisa, el analista de seguridad Alejandro Hope recomienda revisar si varias fuentes independientes corroboran la información o esperar la confirmación de los medios tradicionales.

2. Sigue a medios confiables

Elige a tres o cinco medios como fuentes de información confiable, sugirió el consultor en comunicación estratégica Oscar del Valle en entrevista con Alto Nivel. Es importante identificar a sitios satíricos (como El Deforma) y que las ligas del sitio sean correctas o sean cuentas verificadas.

3. No difundas información no verificada

Retuitear o reenviar un mensaje con información o grabaciones cuyo origen no está verificado sólo contribuye a la desinformación.

Quizá te interese: Nuevo año, nuevo gasolinazo


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados